¿Cómo potenciar la usabilidad de tu sitio web?

Usabilidad Web

La usabilidad web hace referencia a la facilidad de navegación de los usuarios dentro de una página web. Uno de los principales retos de la usabilidad es lograr que el usuario que entra en una web por primera vez pueda encontrar el contenido que busca en el menor tiempo posible y en el mínimo número de clics. La disposición de la información en el sitio debe ir enfocada al comportamiento del usuario y, para ello, es necesario tener en cuenta una serie de factores antes de realizar la estructura de la web.

La usabilidad es uno de los elementos más importantes dentro del diseño web, ya que es uno de los que más influye en la permanencia de los usuarios en la página. Si logramos que el usuario se sienta cómodo navegando va a estar más tiempo en ella, por lo que hay más probabilidad de conversión.

 

10 claves para asegurar la mejor navegación web

A la hora de construir un sitio web, hay algunas preguntas que nos deberíamos hacer para asegurar que no dejamos de lado la usabilidad: ¿cómo de fácil es encontrar el contenido que se busca?, ¿son necesarios muchos pasos intermedios hasta encontrarlo?, ¿es intuitivo navegar por la web?

No solo hablamos de usabilidad para una página web corporativa, también es aplicable en tiendas online y blogs. En el caso de las tiendas online, la usabilidad cobra aún más relevancia. Si los productos y categorías son accesibles al usuario para que llegue a ellos de forma rápida y simple, habrá más probabilidades de que acabe comprando que si su camino hacia el producto parece una carrera de obstáculos.

En este post vamos a profundizar en cómo mejorar y potenciar la usabilidad de un sitio web. Traemos los 10 principios de la usabilidad que no deberíamos dejar pasar por alto en un proyecto web.

1. La funcionalidad antes que el diseño

Esta es una de las premisas a la hora de estructurar y diseñar un sitio web. Deberíamos priorizar la funcionalidad de la pagina antes que el diseño. Una vez la estructura y los apartados están pensados para la navegación del usuario, podemos ocuparnos del diseño. ¿Qué aporta una web bonita si cuesta usarla?

2. Facilidad de aprendizaje

Cuanto más tiempo le cueste a un usuario entender cómo navegar en nuestro sitio web, menor es la usabilidad de este. Por ello, es importante que, en un par de vistazos al entrar en la web, ubique la información más relevante y entienda cómo se navega por la web.

3. Ponerse en la piel del usuario

Uno de los errores que solemos cometer es olvidar para quién se está diseñando la web y cómo va a usarla teniendo en cuenta sus conocimientos. A la hora de construir la web y vertebrar su arquitectura de la información, debemos ponernos en la piel de nuestro público para tomar decisiones sobre qué colores usar, dónde colocar la información, el tamaño de esta, las imágenes, etc.

No es lo mismo una tienda online de artículos para bebés que una tienda de ropa joven. Los usuarios que van a acudir a cada una de ellas tienen un perfil muy distinto, son de generaciones distintas y esperan funcionalidades diferentes de estas.

4. La usabilidad, también en el móvil

En los últimos años, los usuarios han priorizado la navegación y compra cada vez más con su dispositivo móvil. A estas alturas, un sitio web que no está no optimizado para móviles se queda cojo y, además, Google lo penalizará en posicionamiento. Puedes consultar si tu sitio web está adaptado para móviles en esta prueba de optimización para móviles de Google.

5. No te olvides de las migas de pan

Las migas de pan o breadcrumps tienen como función indicarle al usuario su ubicación durante la navegación para que no se pierda, a la vez que le muestra la organización de la web por secciones y páginas. Para el usuario, actúan como indicaciones de los pasos que ha dado en la web. Cuidado con las migas de pan, ya que no siempre son necesarias.

 

Fuente: Thebodyshop.com

6. Usa URL’s amiglables

Cuando hablamos de URL’s amigables, nos referimos a las URL que no están formadas por caracteres ni números extraños, sino que dan la información básica y limpia de lo que contiene esa página. Las URL’s no amigables dificultan tanto al usuario como a los motores de búsqueda saber en qué parte de la web se encuentra en cada momento.

Por ejemplo, URL amigable: ril.es/blog/potencia-la-usabilidad/  URL no amigable: ril.es/8-blog/index.php

7. ¿Cómo usas las llamadas a la acción?

Las llamadas a la acción o call to action son los espacios de la web en que animamos al usuario a hacer una determinada acción. En toda llamada a la acción, hay un enlace que redirige donde queremos llevar al usuario. Cuando utilices texto para estas llamadas, aléjate del genérico ‘click aquí’ o ‘ver link’. Proponemos lanzar un mensaje claro de dónde va a ir el usuario. Por ejemplo ‘leer artículo completo’, ‘descargar guía de marketing’, ‘suscribirme a la newsletter’.

 

Fuente: Thebodyshop.com

8. Saca partido a los enlaces internos y externos

Los enlaces son una herramienta a nuestro alcance para hacer que la navegación dentro de la web sea más fluida. Desde rIL Estudio recomendamos que no te limites sólo a aportar tu contenido de forma plana, sino que incites al usuario a ir más allá. Dale más opciones de navegación e información añadiendo enlaces internos y externos.

Los enlaces internos servirán para aumentar el número de páginas vistas dentro de tu sitio web.

9. Sí a la búsqueda avanzada

Esta es una función que ya tienen muchas páginas web. La opción de un pequeño buscador dentro del sitio web para teclear directamente el nombre o características de aquello que buscamos. En el caso de las tiendas online que tienen un catálogo muy amplio, es un complemento que ya se ha hecho imprescindible.

 

Fuente: Zara.com

10. Velocidad de carga

Por último, pero no por ello menos importante, hay que tener en cuenta la velocidad de carga del sitio web. Los usuarios de internet son cada vez menos pacientes, están acostumbrados a la rapidez y a saltar de un sitio a otro, por lo que no podemos hacerle esperar con la carga de nuestra web. El tiempo de espera máximo es entre 4 y 5 segundos.

Google ha puesto a disposición de todo el mundo una herramienta para calcular la velocidad de un sitio web, Google PageSpeed Insights, desde donde se puede consultar el nivel de velocidad de carga para móvil y para ordenador de mesa.

(Publicado el 21-09-2018)