Aspectos a tener en cuenta antes de crear una página web

Diseño web

23-01-2018

                                                                       

El proceso de creación de una página web es un procedimiento complejo en el que intervienen multitud de factores que hay que analizar cuidadosamente antes de comenzar.

No solamente hay que tener presentes temas técnicos como el hosting, el dominio o si se utilizará o no un CMS tipo Wordpress, sino que debemos profundizar también en el pensamiento del usuario, cómo queremos que se comporten en nuestro sitio o por qué elementos va a estar formada nuestra web. Si no quieres cometer ningún error durante la creación de tu página web, no te puedes perder estos consejos.

¿Cuál es el objetivo principal de la página web?

Parece una pregunta evidente, pero es la clave para comenzar a desarrollar una página web. Antes de ponernos a pensar en el diseño o plantearnos siquiera qué apartados va a tener, debemos pararnos y pensar: ¿a quién se va a dirigir? ¿qué personas queremos que entren? ¿qué queremos conseguir con la página web como herramienta de comunicación?

Las respuestas a todas estas preguntas asentarán la base del proyecto de nuestra página web. No es lo mismo el diseño para una tienda online que crear un blog profesional o una web corporativa. La estructura, lenguaje utilizado o incluso los recursos gráficos deberán ir acordes con los objetivos que nos marquemos.   

Estructura web

Esta es una de las decisiones de marketing online más relevantes para tu página web. Antes de pasar al diseño, es indispensable pensar en las secciones y apartados que van a formar tu página web, cuáles van a ser los principales y desde dónde se va a acceder al contenido que dispongas en ella. ¿Nuestro consejo? Coge papel y lápiz (o un programa para crear mockups, como Balsamiq) y crea un esquema de lo que será la estructura de tu web. Será la manera más visual de asegurarte que elaboras una adecuada distribución.

Ofrece al usuario aquello que necesita

No te olvides nunca de quién va a ser tu destinatario final. Si no ofreces el contenido que espera encontrar, abandonará tu sitio y habrás perdido un potencial cliente. Ten en cuenta que si no encuentran esa información en tu página lo terminarán haciendo en la de la competencia, y eso no nos interesa.

Por ello, en la fase de elección de los apartados que va a tener la web, pregúntate qué información y qué contenido esperaría encontrar tu público objetivo en la página web. s importante reflejar calidad tanto en los textos que incluyamos como en los recursos gráficos para aportar confianza a todo aquel que entre a la web.

Transmite la identidad de tu marca

Hoy en día todo el mundo quiere estar presente en internet. Si acudimos a Google y realizamos una búsqueda sobre cualquier tipo de negocio, nos encontraremos con cientos de páginas web distintas.

Para destacar en el ámbito digital tienes que marcar la diferencia. Desmárcate de la competencia creando un espacio único que aporte un valor diferencial al usuario que navegue por ella y que refleje los valores de tu marca. Será útil para ello que tengas definido previamente un manual de identidad corporativa donde se recojan los elementos gráficos aceptados para tu marca. Este será el punto de partida para comenzar con el diseño e identidad visual de tu página web.

Pensando en el usuario

No debes olvidar que tu página web está dirigida a una serie de personas que se tienen que sentir cómodas navegando por ella. Uno de los mayores errores que se pueden cometer al diseñar una página web es que no sea lo suficientemente intuitiva o que surjan dudas sobre dónde puede estar la información que necesitan y terminen abandonando el sitio.

Antes de diseñar la web, haz un ejercicio de empatía y piensa cómo se comportaría una persona que entre por primera vez en él. Plantéate si la agrupación que se ha hecho de páginas es lo suficientemente clara y facilítale varias vías para acceder a un mismo contenido, sin olvidar un buscador donde pueda encontrar lo que esté buscando.