¿Tu web atrae clientes? Averígualo con este sencillo test

Marketing Online

31-05-2017

                                                                                                                                                                                   

Internet se ha convertido en un elemento indispensable en nuestro día a día. Lo utilizamos para buscar en qué restaurante vamos a cenar el viernes con los amigos, la dirección del dentista, opiniones sobre el hotel en el que pensamos alojarnos durante las vacaciones… Tanto es así, que la gran mayoría de los negocios ha decidido lanzarse al mundo online con una página web propia.

Esa alta demanda ha provocado, sin embargo, que cada vez más personas se ofrezcan a hacer webs, muchas veces sin tener realmente mucha idea del trabajo que tienen entre manos o, aún peor, aprovechándose del desconocimiento de sus clientes sobre el tema para no hacer del todo bien su trabajo.

Una web no es solo un diseño bonito y llamativo. Las webs se crean con el objetivo de ganar clientes y, por ello, deben estar enfocadas a la conversión. ¿Tienes una web y ahora estás dudando de si es realmente buena o no? No te preocupes. Desde nuestro estudio de diseño y posicionamiento web te damos 5 claves para que lo compruebes por ti mismo:

Búscate en Google

El primer paso para saber si tienes una buena web, es saber si apareces en Google con las búsquedas adecuadas. Para ello, puedes seguir estos sencillos pasos:

· Abre una pestaña de incógnito (desde Chrome, comando Ctrl+Mayús+N). ¿Por qué hacer una búsqueda en incógnito? Porque de esta forma nos aseguramos de que el algoritmo de Google no filtre la información para mostrarte los resultados que podrían resultarte relevantes en base a toda la información que tiene sobre ti. De esta manera aseguramos una búsqueda“imparcial”.

· Realiza varias búsquedas sobre tu negocio. Si tienes un estudio de fotografía en Zaragoza, por ejemplo, busca “estudio fotografía Zaragoza” “fotógrafo bodas Zaragoza”… La clave está en pensar cómo buscarías tú el producto que ofreces si fueses un cliente.

· Comprueba en qué posición apareces en Google. Está estimado que el primer resultado se lleva aproximadamente el 60% de los clics, el segundo, el 16% y el tercero y el cuarto, 8% y 6% respectivamente. Menos de un 1% llega a la segunda página de resultados. Si estás en los 3 o 4 primeros puestos, enhorabuena. Si no, lamentamos decirte que debes mejorar tu posicionamiento web.

Las agencias de marketing profesionales contamos con herramientas de pago que nos muestran estos datos de forma automática, pero para hacerte una idea de en qué posición te encuentras realmente puedes hacerlo de esta forma manual en sólo 2 minutos.

¿Tus títulos y meta descripciones son adecuados?

Cuando realices las búsquedas sobre tu negocio en Google, aprovecha para revisar los titles y las meta description. ¿Qué es eso? Te preguntarás.

Aquí los tienes. El title es el título azul que aparece sobre tu web, y la meta description, la descripción del negocio. Para que un dominio mejore su posicionamiento SEO, tiene que tener todos los titles y metas correctos, es decir, no deben ser demasiado largos (de lo contrario, aparecerán cortados) ni demasiado cortos y tienen que contener palabras claves relacionadas con el contenido de la página y las búsquedas que se realicen en Google.

Comprueba la rapidez de tu página

Uno de los principales motivos de abandono de una web por parte de un usuario es que esta no cargue el contenido suficientemente rápido o, dicho con otras palabras, que la web sea demasiado lenta.

Existen herramientas para saber cómo de rápida es tu página. Google, por ejemplo, cuenta con PageSpeed. Con tan sólo introducir el dominio de tu página podrás averiguar en unos pocos segundos cuál es su velocidad de carga. ¿Qué nota ha sacado tu web?

                                                               

Revisa el contenido

¿El texto de tu página se lee bien? ¿Deja claros los puntos diferenciales de tu empresa? ¿Es demasiado extenso? ¿Demasiado corto? ¿Incluye palabras clave de tu negocio? ¿Es contenido copiado y pegado de otras webs?

El contenido de la página web es muy importante, no sólo porque de él dependerá captar el interés de tus potenciales clientes, sino también porque juega un papel fundamental en el posicionamiento SEO. Presta atención. Google, al igual que haría un profesor con una redacción de un alumno, lee las webs, poniendo atención a su estructura, a si el contenido es original, si resulta relevante para los usuarios… y no te gustaría que te suspendiera, ¿verdad?

¿El nombre de las imágenes es correcto?

El nombre de las imágenes es algo que los diseñadores web suelen descuidar muy a menudo, pero que sin embargo también añade su granito de arena a la hora de mejorar el posicionamiento SEO de la página.

¿Cómo saber si las imágenes que contiene tu web tienen un nombre apropiado? Es fácil. Coloca el cursor sobre ellas y lee lo que pone en la etiqueta que aparecerá. ¿Guarda relación con lo que muestra la fotografía? Si la respuesta es un sí, enhorabuena. Si es un no, tu web debe mejorar en este punto.

¿Tu web es responsive?

El “responsive” es un formato de diseño web que busca que una página se visualice correctamente en todos los dispositivos (ordenador, tablet, móvil…). Hoy en día, alrededor del 60% de las búsquedas que se hacen en Internet se realizan desde un teléfono móvil. De ahí la importancia de contar con una web que se adapte a todos ellos.

Es importante comprobar en varios dispositivos diferentes (distintos tamaños de pantalla, sistemas operativos…) que todo funciona correctamente. De no ser así, cuando un usuario visite tu web pueden sentirse frustrado al encontrar dificultades en la navegación y lo más lógico es que la abandonen. Adiós a un posible cliente.

                                       

 

Basándote en este sencillo test, podrás tener una idea general de si tu web es aprueba o no. Si la respuesta es negativa, te recomendamos que contactes con un profesional lo antes posible: tener una web y no sacarle partido, es mucho peor que no tenerla.