GUÍAS / DIARIOS DE VIAJE
Te encuentras en: rIL » Ocio » Viajes » China

 CHINA (REPÚBLICA POPULAR CHINA)

 

 

China está de moda, y no sólo por los Juegos Olímpicos. Un país enorme, con millones y millones de personas… Y parece que les va bien, crecen a tal ritmo que como sigan así nos vamos a encontrar con un firme candidato en contra de la economía americana y europea. 3 son las ciudades más ricas (Beijing, Hong Kong y Shangai), y es esta última la que más papeletas tiene para convertirse en una de las 5 potencias mundiales.

Dejo de hablar de su economía porque lo que nos interesa es el turismo. China es un lugar inmenso (10 millones de kilómetros cuadrados), y por ello nos podemos encontrar de todo, desde desiertos a bosques tropicales. Encontraremos 28 lugares catalogados por la UNESCO.

Quizás los 3 sitios que más típicos son la Muralla China, los Guerreros de Terracota de Xian y la ruta de la Seda… hay muchos más, como el Tibet, el paisaje de Guillim, el Antiguo Palacio Imperial, la Montaña Taishan, la Montaña Huangshan, las Tres Gargantas del Río Yangtze y Jiuzhaigou.

Tras 15 días por esas tierras visitando 6 ciudades, relataré este guía completa de China.

Cómo llegar... el transporte en China.

Desde España tienes la opción de ir en coche o en tren, incluso en bicicleta, pero esas vías mejor se las dejamos a los que salen en los periódicos. Un vuelo (con escala directa, desde Ámsterdam y París generalmente) suele costar unos 700-800€, precio que cambiará dependiendo de la temporada y compañía. Es un vuelo de muchas horas, por lo que sería recomendable elegir una compañía medianamente buena, con espacio suficiente en los asientos, pantallita TFT con algo de entretenimiento en forma de películas o juegos y comida que se pueda comer.

En España no hay problemas de vuelos a China, desde Madrid y Barcelona hay muchos vuelos a Beijing (Pekín) y Shangai. Puedes buscar vuelos baratos desde mis 3 páginas de referencia: LastMinute, Supersaver y Liligo.

Si no vamos por nuestra cuenta y nos decantamos por una agencia de viajes como podría ser Catai, Politours, Travelplan, Marsans, El Corte Inglés, Eroski o Carrefour, no hará falta reservar nada porque ellos se encargarán de todo, suelen volar con Air France y KLM.

A la vuelta de China en avión es de suponer que vendrás algo cargado… recuerda los kilogramos que puedes facturar, porque suelen ser 20kg y en la maleta de mano… unos 10kg. Cuidado con las imitaciones, por si acaso lo mejor que puedes hacer es dejar todas las compras en la maleta facturada, la maleta de mano es más fácil que te la abran, si haces trasbordo en Francia hay que tener en cuenta lo paranoicos que son.

 

ˆ Arriba ˆ

Alojamiento.

Mi recomendación es clara: es preferible elegir un buen hotel por el centro antes que cualquier otro alojamiento tipo albergue, básicamente porque el precio es muy bajo en ambos si por ejemplo lo comparamos con España.

Hoteles.

Hoteles al precio más bajo: Hotels | Booking

Hostales y Albergues.

Alojamiento barato en China: Bookhostels China.
Ciudades más importantes: Beijing | Guangzhou | Guilin | Hangzhou | Shanghai | Suzhou | Xi'an

 

ˆ Arriba ˆ

Moverse por las ciudades. Mapas y transporte urbano.

Este era uno de mis miedos iniciales a la hora de viajar por este país, porque si todo está en chino y casi nadie habla inglés… difícilmente un occidental podría moverse fácilmente (o mejor dicho podrías moverte pero a la aventura y qué queréis que os diga, una vez en ese país y con lo que cuesta llegar, no hace gracia dar vueltas o perder horas en ”transportarse”).
Destacar el intenso tráfico en 4 carriles tanto de coches como de bicis (con carril a parte) que nos acompañará sobre todo en grandes ciudades.

Taxi.

Empezamos con la forma ideal para que los occidentales se muevan rápidamente por las ciudades chinas. La vida en China es tan barata que nos parecerá poco que nos cobren 15Yuanes (1,5€) por cruzar una ciudad. En Shangai es algo más caro, pero siempre será la mejor opción, máxime si somos varios los que hacemos uso del taxi.

Hay otros tipos de taxi, las clásicas bicis y motos que pueden llevar generalmente a 2 personas detrás. Son igualmente baratos y sólo tendrás que encontrar a uno que esté libre igualmente, son más difíciles de encontrar y puede ser toda una experiencia.

Autobús urbano.

Es el transporte más barato con diferencia. En las ciudades el uso de este transporte está subvencionado por lo que el precio suele ser simbólico, suele costar sobre los 20 céntimos de €. El problema (a parte de que recomienda ir en taxi por su bajo precio) es su complejidad, porque entre otras cosas no está traducido al inglés.

A pata.

Las ciudades son enormes (millones de personas), por lo que es importante reservar el alojamiento en lugares céntricos, ahorrando así tiempo y dinero. En ciudades inmensas como Beijing tendrás que utilizar mucho el transporte porque los lugares importantes están alejados entre la inmensa ciudad. Sin embargo, hay otras grandes ciudades en las cuales todo lo que se puede ver está más cerca.

Bicicleta.

Millones de bicicletas por ciudades con carril bici… algún político debería de tomar nota. En China es muy común el uso de este medio y el coste de alquilarlas es cosa de céntimos.

En coche.

Va a ser que no. Sólo pueden conducir los chinos, y como hablaré más adelante casi es mejor así, porque las carreteras pueden parecen autos de choque. Por cierto, la gasolina por allí la vi a 6 yuanes el litro.

 

ˆ Arriba ˆ

El tiempo, clima.

El clima no es nada bueno ya que puede hacer un calor insoportable en verano y temperaturas bajo cero en invierno, amén de los tifones. Para viajar es preferible el calor, porque una jornada lluviosa o con un frío insoportable trunca mucho la forma de ver una ciudad, por lo que no es nada aconsejable visitar el país en invierno.
En Julio-Agosto suelen ser los meses más calurosos, igual que en España. Lo ideal sería ir en Junio o Septiembre, matando así dos pájaros de un tiro: temperaturas menos traumáticas y menos turistas. En Agosto es el mes que más turistas tiene el país, y no precisamente de occidentales, sino que te encontrarás con el agobiante turismo interior chino. Es también el mes donde más españoles hay, superando a cualquier otro país en el mundo (los españolitos nos dejamos notar). Si vas con una agencia en Agosto también te costará más caro.

 

ˆ Arriba ˆ

El idioma.

El idioma… es un problema, pero relativo. Si somos de los que nos gusta integrarnos en los entornos hablando y conviviendo con gente que no conocemos, quizás nos cueste bastante porque entender chino es un poco difícil y muy poquita gente allí sabe hablar inglés. Las únicas personas que lo hablan son los vendedores de las principales tiendas (suelen ser casi siempre jovencitas, en mercados como el de la seda lo hablan perfectamente), también encontrarás a gente que habla inglés en entornos como hoteles y lugares nocturnos chics.
Si vais con una agencia de viajes, seguro que os encontráis con otros grupos de españoles… sobre todo en restaurantes y lugares importantes porque las agencias parece que se pongan todas de acuerdo para realizar itinerarios.

Nuestra guía de Xian intentó que nos aprendiéramos los números del uno al cien… ahora mismo sólo me acuerdo del 8 (pa). Shié shié es gracias y poco más.

Lo verdaderamente importante respecto al idioma es tener los lugares que queremos visitar escritos en chino, los taxistas no entienden ni papa y si no se lo entregamos escrito será imposible… la otra opción es señalando en un mapa, pero siempre que lo he hecho me he encontrado con el chino hablándome… supongo que me dirían algo así como en qué número quieres que te deje, o en que lado… son muy metódicos y educados, se quedan sentadicos viendo el mapa mientras te hablan en chino y no se dan cuenta de que nos suena todo a eso, a chino.

 

ˆ Arriba ˆ

Qué y cómo comprar. Precios y guía de regateo.

Lo más importante es el cambio, 1€ son 10 Yuanes... fácil ¿no?.

Si te preguntas qué es lo que puedes comprar y por cuánto aquí te dejo una lista… todo en tiendas normales, nada de fábricas o compra al por mayor.

Bolsos y maletas. Loewe, Louis Vuitton, Gucci, D&G,… depende mucho de la calidad, 10-20€ los normales y unos 60-90€ las imitaciones perfectas. Maletas entre 15 y 30€.
Relojes. Hay por 1€… esos son los que duran un día. Luego tenemos por unos 15-20€ relojes de marcas como Armani, Tag o Versace. Según me dijo uno de los vendedores duran unos 4-5 años… ya os lo diré dentro de unos meses.
Zapatos de baja calidad 6-8€.
Camisetas de todo tipo entre 3 y 6€.
Camisas entre 4 y 6€… de vestir (Armani, Boss, …) por 12-18€.
Jerseys 7-8€, ni que decir tiene que si no hablamos de algodón sino de seda o cachemire costarían más caras, aunque no mucho más.
Perlas. Un paraíso…desde 10€ un collar y subiendo.
Seda. Otro paraíso… y es muchísimo más barato de lo que esperaba.
Jade. Es un material parecido a un mármol verde… y tiene precios prohibitivos… 30€ una figurita pequeña. Las medallas de oro de los juegos olímpicos de Pekín serán de este material.
Palos de golf. Juego completo de Callaway por 70€.

Un menú BigMac mediano cuesta sobre los 2,4€. Un refresco de medio litro frío 0,50€, …

Hay billetes de hasta 100Yuanes. Billetes falsos sólo hay de 100, aunque no son frecuentes. Lo que suelen hacer es darte el cambiazo por uno falso quedándose el tuyo verdadero.

Las vendedoras son muy muy muy muy cansinas, por ejemplo en Beijing nos siguieron intentando vender abanicos durante un par de horas. Hay una palabra china para decirles de malas maneras que te dejen en paz…“Puyiao”, suele funcionar.

Guía de regateo en China.

Según mi experiencia si nos intentan vender algo van a multiplicar el precio por 10, lo que quiere decir que si nos venden un paraguas por 10€ lo podemos dejar en 1€. Eso es la teoría, en realidad la proporción es más o menos 7 a 1.

En mi caso no regateaba en sí, ofrecía un precio que me parecía justo y de ahí no me movía, dependiendo de mi grado de interés podría incluso subir un poco. Si el precio es tan bajo que no te lo aceptan no pasa nada, porque en muchos de los centros comerciales venden lo mismo en varios sitios. Puedes ofrecer 5€ por una pluma en una tienda y si dicen que no ofrecer un poco más en la siguiente… de esta forma compras al mínimo que ellos se fijan en cada producto.

Hay otra forma de comprar que no me falló en China. Si no conseguimos que nos bajen el precio de una camiseta de 5€ podemos ofrecer 8€ por dos para que salgan a 4€ cada una. Suele funcionar casi siempre, cuanto más le compres más barato te saldrá y de esa forma también le tanteas a cuánto está dispuesto a vender cada una.

La mayoría de los vendedores son chicas, jóvenes en su mayoría porque controlan el inglés (muy bien por cierto). Disfrutan regateando… ellos siempre te van a pedir un precio desorbitado para luego ir bajando y siempre se reirán cuando les ofrezcas dinero por primera vez. Son muy listos, si ves que controlan te lo venden casi sin rechistar, sino regatean hasta cuando lo has comprado y ya has pagado! :-o

Ten en cuenta los precios que he dicho antes… si quieres una camiseta normalita y te piden 10€ no la compres, verás como cuando te marches te llaman para que vuelvas para seguir negociando. Respecto al idioma no te preocupes porque suelen tener calculadoras. Si te gusta regatear te lo vas a pasar en grande porque los chinos no se cansan… y gritan, te llaman, te cogen del brazo… mucha gente no tardará en irse en los centros comerciales donde se regatea, porque es un hervidero, te llega hasta a hacer mal la cabeza.

 

ˆ Arriba ˆ

Hora de comer, gastronomía china.

No me destacó la comida de allí por su calidad. Hablo de calidad en alimentos, no de recetas. Por otra parte la verdura te la suelen poner sin aliñar, hervida y es algo que no me agrada. Apenas utilizan la sal, cosa que me parece bien porque es más sano… pero siempre te queda el regusto de que está soso, en contrapartida utilizan mucho las especias como la pimienta y lo hacen sin conocimiento, así como el picante. La salsa de soja la utilizan para acompañar cualquier plato.

Hay varias opciones para comer en China:

  1. Por un lado tenemos los restaurantes que en teoría son de calidad, muy lujosos y que se alimentan de los turistas (gracias a las agencias de viajes). Aquí suelen poner casi siempre mesas redondas con un cristal giratorio, te van sacando platos y platos para que los comensales se sirvan al gusto. Es comida oriental pero con tintes occidentales y en general la calidad es mala.
  2. Puedes comer en la calle… no, no te exaltes que tampoco es descabellado… es más, he comido mejor en la calle que en los restaurantes que he dicho anteriormente… Ves lo que te cocinan y te lo hacen en el acto. Abundan las banderillas, de carne sobre todo, te las hacen en el acto y cada una sale por menos de 50 céntimos de €.
  3. Restaurantes cutres… esta opción es interesante si queremos arruinarnos el viaje por una indigestión o diarrea. No sabes lo que te comes, es casi imposible pedir porque sólo hablan chino y la higiene de muchos de ellos es nula.
  4. Comida basura… sí, China es el país del mundo donde más hay (más de 500.000) y se nota, porque cada vez más se ven chinos rellenitos (destacan además por lo acostumbrados que estamos al ver chinos pequeños y delgados). Abundan en todas las ciudades sobre todo los KFC y no faltan los Pizza Hut, Burger King y Mc donald’s.
  5. Ya por último está la mejor opción si queremos comer bien. Podemos visitar un restaurante con reputación (no esos en los que las agencias se llevan comisión) o en cualquier hotel de 5 estrellas. La gran ventaja es que el mejor hotel de allí no sale caro para nuestra economía. Por ejemplo una comida buffet en un restaurante de lujo sale por 20€, y en el buffet puedes comer de todo, hasta ostras.

El pato laqueado… exquisito. Se llama así porque la primera capa de su piel (muy grasienta) una vez asada se le llama laca, de ahí su nombre. Se suele comer mezclando dentro de un rollito de maíz con soja, cebolla y los trocitos de pato. Merece sin duda la pena probarlo, así como los tallarines y raviolis rellenos que son típicos en el norte. Así como por el norte cocinan mucho con maíz y harina, es en el sur donde el consumo de arroz es más pronunciado (todos sabemos que el arroz es fundamental en su dieta).

Comen mucho con picante y hay que tenerlo en cuenta al pedir. Por último parece que sólo conozcan la sandía o el melón de postre. Y destacar, como no, el Té, que nos lo sirven en cualquier sitio y los he probado de todo tipos, sin llamarme la atención ninguno.

 

ˆ Arriba ˆ

Ocio, cultura y curiosidades.

Su cultura no tiene nada que ver con la occidental. Me acuerdo la primera noche que dormí en Pekín… en uno de estos hoteles enormes; me levanto y desde la planta 16 veo a gente por la ventana en los… ¡tejados!, me pareció que aún seguía durmiendo. :-D

Pero todo tenía sentido, estaban haciendo gimnasia (Tai Chi) al puntito de la mañana. Ya sea en tejados o sobre todo en la calle no dejas de verles mientras hacen movimientos armoniosos. Hasta pude ver muchos parques con pequeñas máquinas para hacer movimientos de manos y pies. Más info sobre el Tai Chi en la Wikipedia.

Fiestas.

Fiesta Primavera o de Año Nuevo. A finales de Enero – principios de Febrero, la más tradicional de China. Adornan las casas con estampas de divinidades y a los lados de la puerta de la entrada al hogar escriben frases de felicitación.

En nochevieja disfrutan de la mejor cena del año en familia y a las 00:00 comienzan encender petardos. Para comer: raviolis rellenos de vegetales o carne, uno de ellos tiene una moneda, y a quien le toque… tendrá buena suerte. El pastel de arroz tampoco les falta, para tener un año cada vez más próspero.

Los chinos.

Nada que ver con los chinos y orientales que tenemos pululando por el oeste del mundo. Es una de las cosas que más me impresionó del país, son gente que no tiene medios, trabajan muchísimo y sin rechistar, cobrando miserias y sin apenas días libres (7 días de vacaciones al año)… y lo gordo es que viven tan felices. Es su forma de ser, son muy supersticiosos y siempre miran lo bonito de la vida.

Que no tengan dinero no quiere decir que luego haya pobreza extrema por las calles, robos y picardía… por ejemplo los taxistas son honrados a más no poder (excepto en Shangai), no lo pueden tener más fácil para timar a un español que no conoce una ciudad tan enorme como Pekín… incluso podrían hacerlo con el cambio, y ni eso. Esto me recuerda cuando al llegar a Zaragoza un día en tren, pillé un taxi y para llegar a mi trabajo el taxista fue por el camino más largo, se creía que no conocía la ciudad y saco esa picaresca tan común en España, si siendo español lo hacen, imagínense si fuera chino, el taxista se podría las botas a dar vueltas por la ciudad.

Pero todo no es bueno… No hay día que no veas escupir a un chino… es una costumbre muy fea que tienen. En Beijing con los Juegos Olímpicos ya están intentando parar esto por los medios de comunicación. Luego son algo maleducados, no respetan las filas por ejemplo… en los metros se agolpan todos a saco y hace falta una persona para parar la masa y que no colapsen el metro. Luego se te ponen delante al hacer fotos como si nada, son así de felices.

Y madre mía… ¡cómo conducen!!!, es todo un espectáculo. Da gusto ver 4 carriles de coches a paso ligero (30km/h) y otro carril de bicis haciendo caso omiso de las señales de tráfico. Lo más raro es que no presencié ningún accidente. Pero como ejemplo de lo que comenté antes, sí pude ver un camión que se llevó un retrovisor por delante a otro coche en el carril de al lado dentro de un atasco y tal cual como lo cuento, bajaron del coche los dos conductores y se descojonaron, ¡no pasó nada!.
Había también muchos coches sin matrícula y en teoría o son robados o pueden ser nuevos que pueden circular durante la primera semana hasta que estén listos los papeles. Las imitaciones también llegan aquí, se podían ver coches con la parte delantera de un C4 y la trasera de un 407.

Cosas curiosas.

El deporte número 1 en China aunque parezca mentira es el fútbol.
A las chinas les resultan guapos los occidentales por la boca y nariz grandes (fui preguntando a las chinas porque me pareció importante :-P).

Como he comentado los chinos son supersticiosos a más no poder. Para que os hagáis una idea, en muchos edificios no existe la planta 4 (incluso 14, 24, …), debido al miedo que sienten por este número en China, Japón y Corea ya que la pronunciación es idéntica con la palabra “muerte” (shi). El 7 también se considera número de mal augurio, incluso el 1.

Por el contrario, el 6, 8 y 9 son considerados números de buena suerte, las pronunciaciones suelen recordar a la eternidad y buen augurio. El número 8 es el número que todos los chinos quieren tener, ya sea en la matrícula del coche, el número de su vivienda o en los números de teléfono, que llegan a costar mucho más de lo normal sólo por contener números de la buena suerte. El color rojo también da buena suerte.

Los hijos.

Ya por último, uno de los temas escabrosos. Todo el mundo conoce el problema que tiene China con la superpoblación. Las multas si se tiene el segundo hijo ascienden a 10.000 Yenes en zonas rurales y 30.000 en ciudad, este segundo hijo no tendrá los mismos derechos. Por si fuera poco, los funcionarios no tendrán facilidades para ascender. Si el primer hijo tiene problemas físicos se puede tener el segundo. El aborto no sólo es legal, sino que tienen después 2 semanas de vacaciones. Ahora si los padres son hijos únicos se pueden tener dos hijos.

Los jóvenes piensan igual que en España porque es muy caro mantener a los hijos. La edad legal de una mujer para casarse es de 23 años, y del hombre 24.

idea | También te puede interesar...
ITALIA | FRANCIA | SUIZA
H | Alojamiento recomendado en China:
Hostales: BookHostels
Hoteles: Hotels | Booking
foto multimedia | Multimedia:
Próximamente...
› Documento creado en Mayo del 2008
Por Javier Rioja

> Contacta con el autor | > www.rIL.es

Javier Rioja © 2006-2018

Esta obra se encuentra bajo una licencia Creative Commons