GUÍAS / DIARIOS DE VIAJE
Te encuentras en: rIL » Ocio » Viajes » Suiza » Berna

BERNA (BERN) - Diario de viaje, 10-11 de Abril del 2006.

bern

CONTENIDOS:

 


Introducción...

Berna es una ciudad maravillosa, por lo que no me extraña que esté declarada por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Destaca por estar rodeada por el río Aare y aunar el aspecto medieval por un lado y una gran arteria comercial por el otro.

Mi viaje a Berna consta de dos medios días. En un principio tenía previsto quedarme más tiempo, pero como lo vimos todo en menos tiempo de lo esperado decidimos irnos a ver otras zonas del país (es lo bueno de no tener itinerarios fijos).

ˆ Arriba ˆ

DÍA 10 DE ABRIL, 2006.

Llegamos tras 2 horas y media en coche desde Lucerna. Nos costó más de lo normal porque hay mucho tráfico en horas punta por las autopistas suizas (concretamente las 9 de la mañana).

No nos costó mucho encontrar el hotelucho (gracias al GPS) y en las vueltas que dimos por los alrededores de la ciudad coincidimos en que Berna no tenía nada de encanto, y encima no paraba de nevar :(
Pero supusimos que aún no habíamos visto nada y por ello fuimos directamente al centro con la intención de quedarnos maravillados viendo Berna y olvidarnos que no dejaba de nevar.

Tras dejar las cosas en el hotel (situado en el norte de la ciudad, muy alejado del centro y por lo tanto más barato) nos propusimos primero comer algo; por las afueras apenas hay tiendas, pero sí restaurantes... sin embargo ojito, porque fuimos a las 3 de la tarde y ya no servían comidas, por lo que dejamos el coche en un parking del centro y entramos en el primer sitio que encontramos.
En este caso una cadena Migros, dentro habían varios restaurantes y fue en uno italiano (Caballo Star) el que nos convenció por los precios que lucía en un gran cartel de la entrada.
Era un restaurante de categoría y los precios no estaban mal del todo, las pizzas costaban un mínimo de 12F y la bebida 4F.

Cuando acabamos de comer, preguntamos al camarero hacia dónde se iba al centro para intentar ver esa tarde-noche las calles principales iluminadas y al final entre que el tontorrón del italiano nos lo dijo al revés y que no sé que hice con el mapa (no me suelo equivocar, pero esta vez metí la pata hasta el fondo ^^), acabamos por la zona de la universidad, perdidos y aguantando estoicamente al chapoteo por las calles nevadas.

Sobre todo Janina, que tenía unas botas de las que poco a poco se van empapando de agua, hasta que te encuentras con que tienes toda la pierna calada haciendo chof chof cuando pisas en el suelo, y a mí no se me ocurría nada mejor que reirme de ella xDDD pobre maloso
Pero aguantó muy bien (cualquier otra persona nos hubiera dejado tirados y hubiera ido al hotel), 3 o 4 horas con los pies calados. ^^ A mí me pasó un poquillo, pero sólo en la puntera. Es importante ir con calzado adecuado, no metáis la pata con eso (aunque sea verano) porque os podéis jugar el viaje en el caso de que llueva o nieve mucho.

Preguntamos hacia donde se iba al centro y una chica se quedó como asombrada y le costó decirnos hacia donde era, parecía que no lo sabía :O y eso daba malos augurios porque el mapa que teníamos sólo cubría la zona del centro.

Tras seguir las indicaciones llegamos a una zona conocida, estábamos en la universidad y veíamos la estación de ferrocarriles (en la plaza Bahnhofplatz), hicimos varias fotos y decidimos que lo mejor que podíamos hacer era ir a casa porque estábamos reventados y la ropas mojadas no ayudaban nada.
Además, parecía que ese día teníamos la negra...

... porque cuando las cosas se tuercen... siempre pueden ir a peor. Fuimos al parking a por el coche, todo perfecto... zona azul 2.1. Pero al ir a por él nos quedamos asombrados cuando vimos que no estaba, y en vez de acojonarme se me ocurrió nada mejor que empezarme a descojonar de la risa (se notaba que el coche no era mío xDDD). Al final acabamos recorriendo todos los pisos en busca del Seat León negro... y nada, ni rastro oiga. :S

Estábamos seguros que lo habíamos dejado en la planta azul 2.1 y ya estaba pensando que nos lo había confiscado la grúa... o peor aún, lo podrían haber robado. :O Vimos en la zona que creíamos que habíamos aparcado un par de coches de una empresa con publicidad (algo bastante raro), por lo que pudimos deducir que igual aparcamos en un sitio reservado...

Ya no me reía tanto porque la cosa se estaba poniendo chunga. Mientras íbamos a buscar a algún encargado ya me encontraba calculando los 300F de la grúa, o pensando que habría que pillar un avión para España... :(
Llamamos por un telefonillo donde se introducía el dinero para pagar y nos responden... en alemán ¬¬
- hallo...
- er.. can you speak englisch? please!
- rrrjjjjjhkpiiiiiiiiiiiii…

… sí, la cosa podía ir a peor, porque la transmisión estaba petada, nadie contestaba y era muy tarde. Pero todo cambió gracias a nuestro salvador, un suizo que -como no- hablaba francés, inglés y alemán, uo!. Parece mentira que compliquen tanto el tema de aparcar, sólo para subir y bajar el ascensor había que hacer unas triquiñuelas que no son ni medio normal.

Este amable señor –llamémosle Salvador-, nos preguntó si estábamos seguros que lo habíamos dejado ahí... le aseguré que sí y tras varias preguntas más volvimos a peinar la planta azul 2.1 porque no se fiaba (yo tampoco lo haría), y menos mal que apenas había coches. Luego nos llevó a la planta 1 en donde hay encargados del parking... estaba cerrado. Salvador se lo estaba tomando en serio, da gusto que haya gente como él; ya nos estaba dando pena y todo porque le estábamos haciendo perder el tiempo al pobre.

Al final tuvimos que ir a la entrada del parking donde hay una gasolinera, y el que nos atendió rápidamente nos dijo que era posible que la zona azul 2.1 donde habíamos dejado el coche sea otra zona... porque habían dos zonas azules iguales en distintos sitios del parking (que era enorme).... ¡ole, ole y ole para el ingeniero que hizo los planos!. Un parking de 3 colores con sendas plantas... que están clonadas simétricamente en otra parte del parking, casi nada.

Para que no vayáis a este Parking (a no ser que os queráis regodear de mí jeje) os diré su nombre y web:
Parking City-West. En esta web (que también enlazo al final de esta guía) se puede ver la disponibilidad y precios de todos parkings de Berna. Por ejemplo si dejas el coche un lunes a las 9 de la mañana y lo dejas 7 horas, la broma te sale por unos 20-25F dependiendo el parking.
En la foto del parking City-West se puede observar la gasolinera de la que antes hablé.


Por suerte, el día acabó bien. Nos dejaron dormir y todo... porque vamos, pasa algo en el Hotel y ya sí que lo flipo :D

ˆ Arriba ˆ


DÍA 11 DE ABRIL, 2006.

Al día siguiente las cosas pintaron de otra forma. Nos levantamos temprano y tras desayunar vimos todo lo importante en una mañana gracias a un tour tan improvisado como perfecto. Y además ya no nevaba!  feliz

Lo bueno de Bern es que todo lo turístico está al alcance de la mano, lo único que habrá que tener el cuenta son los horarios de los sitios que queremos visitar; por lo que os recomiendo ver todo lo importante por la mañana, y antes de comer, visitar todos los museos; la tarde-noche la podremos dejar para pasear por la ciudad iluminada e ir por las calles comerciales por si te apetece comprar algo.

 

Si vas en coche lo mejor es que lo dejes en el Parking Rathaus (situado al lado del edificio Rathaus :P). Empezaremos la ruta desde ahí. En el caso de que no tengas coche puedes usar los tranvías BernMobil que recorren toda la ciudad, en el mapa busca que te deje en la oficina de turismo (cerca del puente Nyddeg) porque ese también es un buen punto de partida.

Nada más salir del aparcamiento vimos una gran iglesia, la Christkatholische Kirche y justo al lado el ayuntamiento "Rathaus" en una pequeña plaza con una fuente.
Para empezar no está mal, no son edificios impresionantes pero vienen bien para abrir boca. Rathaus es la Sede Municipal de Berna construida en el siglo XV. Destaca por una escalera doble de acceso y su enorme tejado.

Tras pasar la plaza llegamos a la gran arteria que divide en dos Berna.
Empieza en el puente Niddeg (Nydeggbrücke) donde se encuentra la oficina de turismo y la fosa de los osos. Y continúa 4 calles más allá: Gerechtigkeitsg, Kramgasse, Marktgasse y Spitalgasse.

Son 4 calles pero bien podría ser una porque son parecidas de principio a fin:
* Muchas tiendas de todo tipo (y ¡muy caras!) en los porches que hay a los lados.
* Una calle central empedrada con preciosas fuentes en el medio. Tienen algo de tráfico de tranvías y coches.
* Curiosas esculturas en muchos de los edificios.

Es en estas calles donde se encuentran 3 lugares turísticos importantes: la casa de Albert Einstein, la torre del Reloj y la torre de la Prisión. Al final tenemos una zona en donde las tiendas por metro cuadrado crece exponencialmente.

Ya estábamos en Kramgasse y nos dirigimos hacia la derecha para ver la torre del Reloj mientras hacíamos fotos por el camino.

ˆ Arriba ˆ

La torre del Reloj – Zeitglockenturm.

La torre del Reloj, inmensa. Ya la había visto en muchas fotos y no decepciona, me gustó sobre todo por el tamaño descomunal de las esferas de los dos relojes.

A cada hora en punto las figuritas que adornan la torre cobran vida y por ello decidimos observar el espectáculo con la compañía de varios grupos de chinos y alemanes; fue en las pocas zonas de Suiza en donde vi turistas en masa (tampoco muchos, no más de 20 personas)... y para poca cosa, porque te quedas con cara de tonto cuando son la hora en punto. Me acuerdo que eran las 10 y 2 minutos y aún esperaba como un tonto que pasara algo xD

Unos minutos antes se mueven unos ositos y al final me parto cuando un gallo suelta un kikiriki, se queda más ancho que largo... y se acaba. ¡Eso es todo amigos! (con voz de Porky) xDDD

Hay una tienda de souvenirs en la esquina de la calle donde está la Zeitglockenturm, aprovecha porque no abundan.
Torciendo a la derecha fuimos hacia uno de los puentes (Kornhausbrücke). En el breve camino hacia el puente vimos el teatro Stadttheater (en la plaza Kornhausplatz) e hicimos fotos en una pequeña plaza comandada por un personaje (que no sé quien es, ni me importa) con 4 osos formando un cuadrado. No he conseguido averiguar el nombre de esta plaza, aunque no tiene pierde, está justo en frente del teatro.

El puente Kornhausbrücke es enorme y las vistas hacia la derecha espectaculares, sobre todo si ha nevado (algo bueno tenía que tener lo que tuvimos que aguantar el día anterior).

Volvimos tras nuestros pasos y llegamos a la calle Marktgasse; todo recto por esta arteria y nos encontramos con la siguiente torre (si sigues todo recto tras ver la torre del Reloj, te topas con esta otra), es la Torre de la Prisión (Käfigturm).
Fue construida porque la ciudad creció y tuvieron que crear otra puerta para entrar a la ciudad sustituyendo la torre del Reloj. Es del siglo XIII.

ˆ Arriba ˆ

Compras en Berna.

Contra más seguíamos avanzando por la arteria más tiendas había, si la calle Marktgasse estaba repleta, en la siguiente (Spiltagasse) no solo había tiendas (casi todas de ropa) en los porches, sino que habían pasillos interiores con más y más tiendas; se encontraban todas, y me extrañó no ver ningún Zara.

Si eres de las personas que siempre lleva la tarjeta de crédito por si ve algo interesante en un escaparate, en Berna lo vas a flipar, o mejor dicho la que flipará será tu cuenta corriente ;)
Si fuera barato sería un paraíso, en todo el centro turístico de Berna hay tiendas de todo tipo (de todo, aunque abundan sobre todo las tiendas para gente burguesa) en donde destacan las boutiques y antigüedades. La arteria principal de la que he hablado antes (son ¡6kilómetros de tiendas!) es una de las zonas comerciales más grandes de Europa.

Parece que la ciudad esté concebida para gente con mucho dinero, no para turistas de andar por casa. Apenas hay tiendas de souvenirs por ejemplo, lo justo para comprar una postal. Y desgraciadamente pasa en todo el país.

 

Al final de la calle Spiltagasse torcimos a la izquierda por Christoffelgasse y otra vez a la izquierda por Schauplatzgasse para llegar a la plaza Bären-platz, un lugar muy animado con terrazas y mercadillos. Es la antesala a la otra plaza (Bundes-platz) donde se encuentra el Palacio Federal.

En Bären-platz hay un ajedrez a gran tamaño en el suelo, me dijeron que había uno pero lo esperaba más grande. También se encuentra la iglesia Heiliggeistkirche. Tras sortear el ajedrez y varios mercadillos, llegamos al Palacio.

ˆ Arriba ˆ

 

Palacio Federal – Bundeshaus.

Sede del Gobierno y Parlamento Suizo. Fue en 1902 y es uno de los símbolos de Berna.
Destacan los alrededores del palacio (con las plazas antes comentadas) y su gran cúpula, que es visible desde todos los puntos altos de la ciudad. Además se puede visitar por dentro, aunque dio la casualidad de que estaban en obras y no pudimos hacerlo :(
El horario para visitarlo es de Lunes a Viernes de 9 AM a 16 PM. Es gratuito y la visita dura unos 45 minutos, lo poco que pude ver por dentro creo que merece la pena visitarla. De noche está muy bien iluminada.
Palacio Federal (Bundeshaus).


Durante el camino por la arteria principal de Berna observé que había buenas vistas por el lado del Palacio, por lo que nos dirigimos hacia la calle Kochergasse para torcer a la derecha y observar unas vistas preciosas.

Desde allí observamos a la izquierda un puente (luego iríamos por ahí) con el río Aare bordeando todos los barrios de la parte baja de Berna y si el día está despejado veremos las montañas de los Alpes que no llegan a ser tan espectaculares como en otros puntos de Suiza, pero nevadas quedan de postal. Las vistas panorámicas desde aquí son las mejores de la ciudad, por lo que no dejes de ir. Desde la Catedral también se ve todo muy bien, pero no es gratis.

Tras varias fotos, nos dirigimos al puente Kirchenfeld-brücke para cruzar el río y llegar a la plaza Helvetia-platz donde se encuentran varios museos, como el de Historia. La gran fuente que hay en esta plaza es propicia para hacer unas cuantas fotos frikis.

A la vuelta por el puente hay muy buenas vistas hacia la derecha, con la Catedral de fondo y varias presas en el río. Hay un importante Casino justo al final del puente.

ˆ Arriba ˆ


La Catedral (Münster).

bern_100_2695 Tras cruzar el puente hacia la derecha se encuentra el edificio religioso más importante de Berna (tampoco hay mucho en donde elegir). Se encuentra en la plaza Münsterplatz y es enorme, la torre tiene 100 metros de altura y se puede subir para contemplar las vistas panorámicas de la ciudad, ojo porque no es gratis (4F subiendo una escalera de caracol de 350 escalones).

Una pena que parte de la estructura estuviera en obras (parece que esté de moda porque muchas iglesias lo están). Lo que más me gustó fue el portón del edificio en donde se representa el Juicio Final.

No estuvimos mucho tiempo viendo la Catedral, y seguíamos buscando por las señales nuestro siguiente objetivo...

Berna está muy bien señalizado, el único problema es que está todo en alemán. No teníamos ni idea de dónde estaba la casa de Albert Einstein y vimos un cartel cerca de la Catedral que nos dirigió a ella.

ˆ Arriba ˆ

Einstein Haus.

No puede estar más céntrico, se encuentra en la calle Kramgasse número 49 (muy cerca de la torre Zytglogge).
Hay un cartel en la entrada con los precios. Para estudiantes la entrada cuesta 4.5F (3€), no piden carnet de estudiante ni DNI por lo que tuve la suerte de pagar ese precio siendo un currante. En ese último caso habría que pagar 6F (4€).

Los horarios de apertura dependen de la temporada, si estás interesado es importante que le eches un vistazo, porque es posible que te quedes sin poderla visitar.
Del 3 de Enero al 28 de Febrero y del 1 de Octubre al 16 de Diciembre abren de martes a viernes de 10AM a 5PM (última entrada a las 4:30PM), los Sábados de 10AM a 4PM (última entrada a las 3:30PM).
Del 1 de Marzo al 30 de Septiembre (lo más usual) abren todos los días de 10AM a 5PM (última entrada a las 4:30PM).
Está cerrado del 17 de Diciembre al 2 de Enero.

Entrar a esta casa es como subir a la Torre Eiffel, sabes que te están timando pero tienes que subir. No es gran cosa, pero el estar ahí y ver la mesa en donde este cerebrito hizo la teoría de la relatividad merece la pena.

La casa se compone de sólo 2 habitaciones, muy pequeñas y parte del decorado no era original, sino imitaciones. Hay un libro de visitas que puedes firmar y en la planta de arriba hay una salita con proyecciones de vídeos en varios idiomas.

La mujer que regentaba la casa hablaba español, es más, era española (¿raro?, yo creo que no). Tras decirle que era de Zaragoza me preguntó si conocía a una bailarina muy famosa (Arantxa Argüelles) que ahora estaba actuando en Berna. No había oído nunca hablar de ella, será que no controlo mucho el mundo de la danza ^^
 
Era muy amable y nos ayudó a encontrar la fosa de los osos. Todo nos estaba saliendo perfecto porque la fosa se encontraba nada más salir de la casa a la derecha (hacia la izquierda estaría la torre del reloj) por las calles Kramgasse y Gerechtigkeitsg hasta llegar al puente Nyddeg (Nyddegbrücke). Unos 3 minutos andando.

Menos mal que nos ayudó, porque no teníamos ni idea de donde se encontraba el foso, quizás si hubiéramos sabido que en alemán es Bärengraben lo hubiéramos tenido más fácil :D

 

Torcimos a la derecha para llegar a la calle Gerechtigkeitsg, la menos frecuentada de las 4 que forman la arteria principal, al final de esta calle se encuentra el Nyddegbrücke.

La fosa de los osos está nada más pasar este puente, pero merece la pena observar las vistas tranquilamente desde aquí. Se puede ver toda los barrios medievales de Berna al borde del meandro del río Aare por la zona del puente Untertor (untertorbrücke), mirando hacia la iglesia Nydeggkirche, de factura gótica.

ˆ Arriba ˆ


Fosa de los osos - Bärengraben.

Todos sabemos que el oso es parte de la historia de Berna. La fosa era lo suficientemente grande para que vivan varios osos sin problema, con varias cuevas donde descansan. En el momento que fui había un par dando vueltas alrededor de la fosa esperando que alguien les tire algo de comer.

Si lo sé me llevo una cuerda con comida para hacerles fotos saltando :D

Dicen que la buena época para verlos es la primavera porque están más animados tras el invierno. El horario para verlo es de Lunes a Sábado, de 8 AM 17 PM en verano y de 9 AM a 16 PM en invierno.

Como apunte es importante saber que la oficina de turismo nos caería realmente cerca, nada más pasar el puente tenemos la fosa de los osos a la derecha y la oficina a la izquierda. También hay una tiendecita (4metros cuadrados) en donde venden cosas turísticas de medio pelo.

ˆ Arriba ˆ

Alojamiento.

Podéis encontrar alojamiento muy barato en Berna desde estas dos páginas: Hotels y Booking.

Más destinos en Berna.

Hay más lugares para visitar, si hace un buen día puedes ir al zoológico de la ciudad dentro del bosque Dählhölzli. Si te apasionan las rosas no dejes de ir al jardín de las Rosas (Rosengarten), muy cerca de la oficina de turismo.
Cruzando el puente Lorrainebrücke se encuentra el jardín Botánico (Botanischer Garten) con 6000 especies de plantas en 2 hectáreas.
El parque Gurten es muy conocido en la ciudad, aunque está muy apartado (en el sur de Berna).

En cultura tampoco se queda atrás, en Berna hay muchos museos, aunque internacionalmente no destaca ninguno, quizás el Centro Paul Klee (Zentrum Paul Klee), el museo con más obras de este prestigioso pintor. Hay mucha información al respecto en la web oficial que hay al final de esta guía. La entrada normal cuesta 18F y 12F para estudiantes, un robo.

 

El Museo de Arte cuenta con una colección muy extensa de cuadros, esculturas y dibujos. Para los psicólogos podéis visitar el museo de la Psiquiatría que está algo alejado pero la entrada es muy barata para lo que es la ciudad (4F y 2F para estudiantes).
Hay muchos otros centros como el Museo Histórico, con una gran exposición dedicada a "Albert Einstein" en el momento que fui yo. El Museo de la Comunicación, el de la Historia Natural, el museo Suizo del Rifle y el Alpino Suizo se encuentran junto al Histórico en un radio de 2 minutos andando.

Ni se te ocurra visitar más de un par de museos sin sacarte la BernCard, una tarjeta con la que podrás utilizar el transporte y visitar algunos museos durante uno, dos o tres días, puedes ir a la oficina de turismo e informarte.

 

Al medio día terminamos de verlo todo y partimos rumbo al lago Neuchâtel dejando esta ciudad que nos dejó un mal sabor de boca al principio, pero que al final –por suerte- salió todo perfecto.

Berna es un lugar que me gusta por la cercanía que existe entre todo lo importante a visitar, como en todo el país se respira tranquilidad, y tanto monumental como culturalmente está muy bien dotada. Muy recomendada.

La Torre con una bonita fuente.


ˆ Arriba ˆ

idea | Tambiénf te puede interesar...
País: Suiza
Lugares recomendados:ZurichRheinfallLucernaNeuchâtelSolothurn
Otros: Biel/BienneColombierGinebraLausanneRivaz
H | Alojamiento muy barato en Suiza (Switzerland):
Hostales: BookHostels Suiza>Bern
Hoteles: Booking Suiza>Bern
i | Más info:
Web oficial: http://www.berninfo.com
Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Berna
Transporte BernMovil: http://www.bernmobil.ch
Parkings: http://www.parking-bern.ch

Parque Gurten: http://www.gurtenpark.ch
Zoológico: http://www.tierpark-bern.ch
Jardín Botánico: http://boga.unibe.ch/boga/

Todos los museos:  http://www.museen-bern.ch
Centro Paul Klee: http://www.paulkleezentrum.ch
Museo Histórico: http://www.bhm.ch
Museo de la Comunicación: http://www.mfk.ch/index.html?&L=2
› Documento creado en Mayo del 2006 Actualizado: Julio 06
Por Javier Rioja

> Contacta con el autor | > www.rIL.es

Javier Rioja © 2006-2015

Aviso legal. Esta obra se encuentra bajo una licencia Creative Commons.