Analítica web: los conceptos básicos que deberías saber

Analítica

04-06-2018

Tu negocio tiene una página web, perfiles en distintas redes sociales, quizás hasta inviertas en publicidad online. Recibes visitas a tu sitio web, pero esta situación no se ve reflejada en los beneficios económicos de tu empresa. La realidad es que tener visitas en una página web no es sinónimo de ventas, ya que hay muchos factores que pueden influir en el comportamiento de los usuarios.

¿Sabes qué hacen las personas que entran a tu web?, ¿por qué se van?, ¿está la información lo suficientemente accesible para ellos?, ¿existe algún problema técnico en el proceso de compra? Gracias a la analítica web podemos responder estas y otras preguntas.

Nuestra página web es una gran fuente de datos que se puede convertir en una herramienta valiosa si le sabemos sacar provecho. En este post te indicaremos cómo puedes sacar partido a todos los datos que obtengas de tu página web y qué herramientas utilizar para ello.

Comencemos por el principio, ¿qué es la analítica web?

La analítica web nos permite medir y recopilar datos e información relacionados con el comportamiento de los usuarios que navegan por nuestro sitio. A partir de aquí, nuestra tarea es analizarlos para que nos ayuden a tomar las decisiones necesarias para optimizar nuestro negocio. Antes de ponerte a medir datos a lo loco, recomendamos hacer una reflexión sobre cuáles son los objetivos de tu empresa para poder elegir las métricas que luego van a serte útiles.

¿Cuál es la estrategia actual de tu negocio online? Puede que tu objetivo en internet sea obtener nuevos contactos (captación de leads) o bien ganar visibilidad y potenciar tu imagen de marca. Para cada uno de ellos, nos interesará medir unos parámetros u otros. De poco sirve tener muchos datos si no nos ayudan a perseguir nuestros objetivos, ya que solo nos van a despistar y desviar de nuestras metas.

 

¿Qué puedo medir en mi página web?

El comportamiento de los usuarios que entran en nuestro sitio web no es siempre como nosotros esperamos. Puede que hayamos creado la web y el contenido esperando que el usuario haga un determinado recorrido dentro de ella y no obtengamos los resultados previstos. Gracias a la analítica web podemos saber por ejemplo de dónde llegan, cuánto tiempo están en nuestro sitio, qué recorrido hacen dentro de la página web, la procedencia de los usuarios o su edad. Te mostramos qué datos puedes medir utilizando para ello la herramienta de Google Analytics.

Datos del público       

  • Número de páginas vistas. Este parámetro hace referencia al número de páginas por las que ha navegado cada usuario durante sus sesiones. Esta es una información muy relevante para analizar si estamos estructurando bien nuestra web y los contenidos que hay en cada página.  Para conseguir que el número de páginas vistas aumente es necesario no sólo llamar la atención del usuario con contenido de calidad e información interesante, sino facilitar la navegación por la web con llamadas a la acción y botones con enlaces.
  • Usuarios nuevos vs usuarios recurrentes. Asimismo, además de saber cuántas páginas se visitan en nuestra web, podemos ver qué porcentaje de los usuarios son nuevos y qué parte son recurrentes, es decir, usuarios que ya nos habían visitado anteriormente y vuelven. Dependiendo del tipo de negocio, por ejemplo en una tienda online, un porcentaje de usuarios recurrentes alto puede ser un buen indicativo de que tenemos un público fidelizado.

 

Datos del tráfico web

¿Sabes de dónde vienen tus usuarios y cómo encuentran tu página? La medición de las fuentes de tráfico nos ayudará a saber a través de qué canales llegan los usuarios a nuestra web. Los más relevantes se clasifican en:

  • Organic search o búsqueda orgánica. El usuario ha encontrado la página web en los resultados de algún buscador como Google.
  • Tráfico directo, el usuario ha tecleado la web directamente.
  • Tráfico social, los usuarios llegan a través de alguna red social. Este indicador será importante si estamos haciendo acciones en nuestras redes sociales para comprobar si están siendo efectivas y logran dirigir tráfico a la web.  
  • Tráfico de referencia o referral. Es aquel que llega a través de otras webs en las que nos mencionan y nos enlazan. Este tipo de tráfico adquiere mayor importancia si las webs en las que se incluye un enlace a nuestra web son de calidad y relevantes.
  • Paid search o tráfico de pago. Es aquel que procede de campañas de publicidad en buscadores.

 

Datos de comportamiento de usuario

  • Porcentaje de rebote. El porcentaje de rebote nos indica de entre todos los usuarios que han entrado a nuestra web qué porcentaje ha salido sin ver más páginas. Un porcentaje de rebote alto puede ser indicativo de que debemos hacer cambios en la web o de que algo está fallando. Quizás el tiempo de carga de la página es demasiado alto y los usuarios no quieren esperar, el contenido que encuentran en el sitio no es lo que esperaban o simplemente no encuentran lo que están buscando.
  • Tiempo medio de estancia en la página. Este dato se extrae al hacer la media entre el tiempo que han pasado todos los usuarios en el sitio web y el número de usuarios que nos han visitado. Obtendremos información del tiempo medio que un usuario navega por nuestro sitio web. Por ejemplo, si nuestra web es un blog con artículos extensos de contenido, un tiempo medio de 5 segundos será indicativo de que el contenido no es de suficiente calidad y no enamora al usuario.

 

Datos de conversiones en el sitio web

Si tenemos una tienda online nos van a interesar unas métricas enfocadas a las transacciones y a la evolución de las ventas. Desde el apartado de comercio electrónico podremos controlar cuáles son los productos más vendidos, en qué cantidad, la repercusión económica que representa, el comportamiento de compra del usuario o aquellos puntos del proceso de pago en los que los usuarios abandonan la compra. Todos estos datos nos van a ayudar a tomar las decisiones adecuadas para optimizar y mejorar nuestra tienda online.

 

¿Qué herramientas de analítica web utilizo?

  • Google Analtytics. Es una de las herramientas de analítica web más utilizadas en todo el mundo. Se trata de una herramienta muy completa, ya que permite medir datos de todo tipo de páginas web. Una de sus principales ventajas es que se trata de una opción gratuita, lo que la hace accesible a cualquier empresa o particular que quiera conocer más sobre el comportamiento en su sitio.
  • Google Tag Manager. Es una herramienta que complementa a Google Analytics. Su principal funcionalidad se basa en simplificar el proceso de implementación de código y etiquetas en la página web.  Es una herramienta indicada principalmente para personas que no son desarrolladores y no tienen los conocimientos necesarios para trabajar con código. Al igual que Google Analytics, es totalmente gratuita.
  • Hotjar. Permite realizar mapas de calor, grabar las sesiones de los usuarios y generar formularios para obtener opiniones de los visitantes sobre su visita. ¿Para qué nos interesan estas funcionalidades?  Los mapas de calor nos dan información sobre en qué zonas mueven el cursor los usuarios, dónde hacen clic, cuál es el movimiento de su ratón dentro de la página…Gracias a la grabación de las sesiones podremos visualizar y analizar el comportamiento de los usuarios en nuestra web desde que entran hasta que la abandonan. ¿Se comportan como pensábamos?, ¿se fijan en las zonas de las páginas que nos interesan?, ¿saben navegar fácilmente?

 

En este artículo tenéis a vuestra disposición algunos de los conceptos más importantes dentro de la analítica web que todo negocio online debería saber para poderlos aprovechar. Si después de leerlo estáis decididos a implementar la analítica web en vuestro negocio, en rIL Estudio podemos ayudarte.