Consejos para una campaña de email marketing infalible

Marketing Online

28-04-2017

                                

El email marketing es la herramienta más eficaz de marketing directo y la más utilizada por muchas empresas. Atrás quedaron los tiempos del buzoneo: el envío de newsletters vía email se ha convertido en la mejor alternativa para mantener una relación a largo plazo con los clientes actuales y potenciales. Pero, ¿cómo hacemos que nuestra estrategia sea lo suficientemente efectiva para que tenga éxito?

Antes de nada, consigue que el usuario abra tu email

Cada día recibimos decenas de correos publicitarios en nuestra bandeja de entrada. De entre todos ellos, ¿cuál llegar a ser lo suficientemente relevante para nosotros como para que decidamos abrirlo?

Nuestro primer objetivo debe ser lograr que el usuario clique sobre nuestro email, por un motivo muy sencillo: si no lo abre, no habrá conversión. Para lograrlo, es importante jugar nuestras cartas de manera inteligente con las dos únicas bazas que tenemos: el remitente y el asunto.

Remitente

Confiar o no en el emisor del email es crucial a la hora de decidir si descartar ese correo de un plumazo, por lo que es importante transmitir al usuario confianza y una sensación de personalización. Si utilizamos direcciones de personas en lugar de empresas u organizaciones es muy posible que nuestro potencial cliente confíe más en nosotros, incrementando las posibilidades de que lea el contenido del email.

Lo mismo ocurre cuando se trata de una dirección conocida: intenta que todos los correos de tu campaña de email marketing provengan del mismo remitente. ¡Ese primer clic que buscas estará mucho más cerca!

Asunto

El asunto es el segundo elemento clave y el más complicado, ya que debes pensar muy bien lo que vas a escribir. Para ello, tienes que tener en cuenta algunos puntos clave:

  • Aporta valor al usuario: que sepa el beneficio que obtendrá al leer el email. ¡Llama su atención!
  • Ve al grano. Está demostrado que los asuntos que mejor acogida tienen son aquellos cuya longitud no supera los 50 caracteres ¡menos es más!
  • Sé sincero. Los mensajes del tipo “¡Consigue un iPhone gratis con solo abrir este email!” solo provocan que se pierda la confianza del usuario.
  • Motiva a la apertura. Utiliza verbos que inviten a realizar una acción del tipo 'descargar', 'obtener' o 'descubrir'.
  • Sé creativo. Una frase original, divertida y “con gancho” ayudará a que nuestro receptor sienta curiosidad y se lance a abrir el email.

Entremos en arena: el contenido

¿Cómo debe ser un buen contenido para una newsletter? Para explicaros un poco mejor lo que, desde nuestro punto de vista, sería un buen contenido para los emails, vamos a dividirlo en tres partes fundamentales.

El texto

El texto del email debe ser claro, directo y conciso. Que el usuario invierta el mínimo tiempo posible en saber de qué va el asunto. Puede apelar a lo sentimental, pero también debe tener un lado racional en el que se deje claro cuál es la oferta o el objetivo de la comunicación.

Una pauta a tener muy en cuenta es no incluir texto relevante dentro de una imagen. ¿Cuántos emails te han llegado con un texto minúsculo porque estaba insertado dentro de una fotografía? No es solo que sea misión imposible leerlo, ¡es que provoca rechazo en el usuario!

Las imágenes

El peso de las imágenes, ya sea en un email o en cualquier otro formato, es de gran importancia. Vivimos en un mundo muy visual, en el que la fotografía le ha ganado la partida a los textos. Por ello, es de vital importancia que las imágenes que incluyas en tu newsletter sean lo suficientemente atractivas como para que llamen la atención de tu potencial cliente y les des la importancia que se merecen en relación al texto.

Piensa que, cuando el receptor abra tu email, existen muchas posibilidades de que el primer impacto visual lo reciba de las imágenes, así que de ellas dependerá, en gran medida, que continúen leyendo o no.

La llamada a la acción

La llamada a la acción o call to action es imprescindible para invitar al usuario a realizar una acción que esperamos (acceder a una web, realizar una llamada…) Para lograr el clic sobre ella, hay que tener en cuenta una serie de requisitos:

  • debe tener la apariencia de una llamada a la acción (un botón es una excelente opción)
  • debe ser concisa y muy clara
  • puede incluir elementos aceleradores para crear una sensación de urgencia (solo 3 días, solo 48h)
  • y, para terminar, comprueba muy bien que envíe al usuario donde este espera llegar

Un apunte final: ¡el responsive!

Al igual que ocurre con el diseño de páginas web, es muy importante que el diseño de tu newsletter se adapte a cualquier dispositivo de recepción del correo (el famoso responsive). Está demostrado que aproximadamente el 70% de los emails que nos llegan a diario los leemos desde un dispositivo móvil. ¡No te despistes! Puedes perder una importante cantidad de clientes si tu newsletter no se visualiza correctamente desde todas las plataformas existentes actualmente.

 

Si estás pensando en realizar una campaña de email marketing para fidelizar a tus clientes o llegar a otros nuevos, en rIL Estudio somos expertos en el diseño de newsletters. ¡Te ayudaremos a alcanzar el éxito!